CÓMO SABER SI TU PROYECTO VA A FUNCIONAR SIN ARRIESGAR MUCHO TIEMPO Y DINERO

Esto de emprender da bastante miedo y con razón. Aunque esté de moda, no te vamos a engañar, no es nada fácil, hay que aprender a vivir con la incertidumbre y disfrutar de ella. Algunas veces tendremos éxito y otras nos equivocaremos. Ojalá tuviéramos un “airbag” para poder estrellarnos sin arruinar nuestra economía y nuestro espíritu… Pues si. Existe un modo de emprender con “airbag”, de fracasar rápido y barato, de ir aprendiendo y mejorando nuestra idea para poder tener éxito finalmente.


Este miedo puede paralizarte y hacer que no acabes de lanzarte nunca, así que pon tu cuerpo y tu mente en modo aprendizaje como cuando te subiste por primera vez en una bici o cuando aprendiste a nadar. Es hora de lanzarte y probar si tu idea funciona, girar el foco de lo estupenda que te parece tu idea y probar si a tu clientela también le gusta y está dispuesta a pagarte por ella, si el impacto que puede generar es real o está sólo en tu imaginación. Es hora de ver si puedes vivir de esto. Tal vez nadie te compre, tal vez funcione mejor de lo que esperabas o quizá tengas que cambiar algo en tu idea original. Es posible que descubras nuevas oportunidades en el proceso y seguramente harás buenas alianzas.


¿Has oído hablar del test de mercado?

Se trata de aprender rápido y sin arriesgar mucho dinero para darle más posibilidades de éxito a tu idea de negocio o para cambiarla si no funciona. Lo que es seguro es que vas a aprender mucho y vas a superar la barrera de enfrentarte a tu clientela. Ella será tu maestra en esta fase. Y que una vez que te lanzas no habrá quien te pare, con esta o con la idea mejorada que saldrá del proceso.


Paso 1. Pregúntate qué puede hacer que tu proyecto no funcione y eso es lo que tendrás que probar. Igual para cambiar de idea o simplemente para modificarla en algún aspecto.


Paso 2. Habla con tu clientela potencial e indaga en cuales son sus problemas y sus expectativas en relación al problema que quieres solucionar. Tal vez descubras que tu clientela es otra o que puedes ofrecer nuevas soluciones.


Paso 3. Diseña tu primeros productos o servicios y haz un piloto; un producto mínimo pero viable, útil para tu clientela, que te permita probar si tu idea va a tener éxito.


Paso 4. con tu prototipo vuelve a hablar con tu clientela. Escoge la mejor forma y lugar (puedes combinar lo online con lo presencial): un taller promocional, un café tertulia, un puesto en un mercadillo, una web sencilla, tus RRSS, etc. Aunque estamos en modo aprendizaje, recuerda que la mejor forma de validar una idea es vender.


Paso 5. Con los objetivos previamente marcados, evalúa tus resultados y la información recogida. ¿Tu idea ha tenido la acogida que esperabas? ¿Hay algo que tienes que cambiar? ¿Has descubierto nuevas oportunidades o nueva clientela? ¿Tus precios son los adecuados?


Ahora toca revisar tu modelo de negocio con lo que has aprendido y celebrar. ¡Ya estás lanzada!

https://youtu.be/cnNL4blAy6A


62 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

© 2020 by Como una cabra. Developed by 3Angle Films.