Un “logro histórico”: Las granjas pequeñas y explotaciones agrícolas podrán vender de forma directa

Actualizado: ene 25


Para que un desarrollo sostenible sea efectivo hace falta una mezcla de responsabilidad por parte de las empresas, por parte de los consumidores y una normativa adecuada que facilite y dé soporte a este desarrollo.


El pasado día 9 de diciembre, se aprobó el Real Decreto 1086/2020, por el que se regulan y flexibilizan determinadas condiciones de aplicación de las disposiciones de la Unión Europea en materia de higiene de la producción y comercialización de los productos alimenticios y se regulan actividades excluidas de su ámbito de aplicación.


Esta ley entre otras cosas permite la posibilidad de que las emprendedoras y emprendedores rurales de explotaciones agropecuarias puedan vender directamente su producción artesana al consumidor de forma directa, lo cual, si es una medida efectiva de promover el consumo de proximidad y supone una oportunidad muy grande para las personas que se dedican a la producción agrícola y ganadera de sostenerse económicamente y vender en condiciones más justas, al menos parte de su producción, incluida la leche cruda, quesos, huevos, pollos camperos, productos de matanza, etc. Permitirá mantener y restaurar sistemas tradicionales de producción más sostenibles y respetuosos con las personas y el medioambiente manteniendo los objetivos de higiene y seguridad alimentaria.


Esta reivindicación histórica, que ya llevaba tiempo aplicándose en Europa, permitirá disponer mercados de proximidad en los pueblos y ciudades de venta directa de productor a consumidor. Supone una gran oportunidad para el desarrollo de productos agroecológicos, favorece los canales cortos de distribución, la consecución de precios más justos para las personas productoras y también para los consumidores que muchas veces no pueden acceder, sobre todo en las ciudades, a productos de km0 o ecológicos por el elevado precio que imponen los distribuidores.


Las medidas adoptadas en este real decreto contribuirán a la consecución de varios de los objetivos fijados en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que determina la prioridad del fomento del consumo de alimentos de cercanía. Asimismo, estas medidas están en línea con la estrategia de salud NAOS (Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad) para la promoción de una alimentación saludable. Permitirá también la puesta en valor del patrimonio cultural del que forman parte los alimentos elaborados de forma artesanal (embutidos y jamones elaborados de forma artesanal, quesos, conservas, etc.) Esta nueva norma favorecerá la subsistencia de las explotaciones familiares y contribuirá a fijar población en el medio rural.


#noticias #pequeñasgranjas

31 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

© 2020 by Como una cabra. Developed by 3Angle Films.